Excursión a Zaanse Schans desde Amsterdam

Zaanse Schans es una pintoresca localidad holandesa con casitas históricas y molinos aún activos cerca de Amsterdam ¡Visítala y verás como era la vida en el siglo XVII y XVIII en Holanda!

Excursión a Zaanse Schans des de Amsterdam


Zaanse Schans es una atracción muy popular debido a su cercanía a la ciudad, solo 15 km al noroeste de Amsterdam. En el pueblo se pueden visitar casitas típicas y molinos, muchos de ellos gratis y ¡hasta una fàbrica lechera tradicional! Zaanse Schans es la perfecta opción para un largo paseo en bicicleta, aunque te recomieno que vayas en tren desde Amsterdam Centraal Station.

Historia de Zaanse Schans

Aunque Zaanse Schans parece una localidad típica de campo holandés de pura cepa, la mayoría de sus edificios estaban situados en otros lugares y fueron trasladados aquí entre 1961 y1974 para crear un museo al aire libre. Tanto las casa como los molinos estaban siendo amenazados por la expansión urbanísticas así que se creo una fundación para preservarlos en 1950 y de ahí surgió Zaanse Schans.

Zaanse Schans abre todos los días del año*, es gratis y enamora tanto a mayores como a los más pequeños. Esta es sin duda la mejor excursión si dispones de un día extra en la capital de Noord-Holland.

 

Cómo llegar a Zaanse Schans des de Amsterdam

En tren: des de Amsterdam Centraal Station, toma el tren en dirección a Alkmaar o Uitgeest y después de unos 20 minutos tienes que bajar en Koog Zaandijk. Una vez allí, solo tienes que seguir las señales hacia Zaanse Schans. El paseo te llevará unos 10-15 minutos a través de la localidad y cruzando el puente Juliana. Espero que te guste el chocolate porque aveces toda la zona huele a cacao de las fabricas chocolateras más cercanas …MMM!

Clica aquí para más información sobre horarios y tarifas de tren.

En bicicleta: existen diferentes rutas para ir a Zaanse Schans des de Amsterdam. El viaje de ida y vuelta es aproximadamente 35-40 km pero tranqui que, si no te ves con animos de hacerlo todo, también puedes subir la bici al tren por 6€/bici tanto de ida como de ida y vuelta. Ten en cuenta que, una vez llegues a Zaanse Schans, no puedes circular en bicicleta por las calles turísticas.

Con ferri+bicicleta: si te gusta ir en bici y tienes la gran suerte de encontrar buen tiempo, coge tu bici y métela en el ferri de detrás de Amsterdam Central Station en dirección a NDSM. Comienca tu aventura con un crucerito gratis por el mar IJ y, una vez en tierra de nuevo, sigue la ruta marcada en este mapa de Google Maps para llegar a Zaanse Schans.

Qué ver y hacer en Zaanse Schans: mucho más que molinos

Zaanse Schans es adorable, pintoresca y interesantísima en muchos sentidos, no sólo por los molinos. Te recomiendo que primero te des un paseo por la localidad y tomes las mejores panorámicas, luego ya puedes visitar los museos, exibiciones, tiendas y molinos que más te llamen la atención.

Si quieres saber más de la zona visita la web de Zaans Museum. El museo ofrece una variedad de objetos (ropa, utensilios, etc.) referentes a como era la vida rural en los siglos XVII y XVIII en Holanda. El precio de la entrada es de 9€, pero tienes otros tiquets combinados que te permiten visitar otras atracciones como los molinos. Toda la información la encontrarás en su web.

Por supuesto, la atracción estrella de Zaanse Schans són sus ocho molinos que por cierto siguen funcionando a día de hoy. Unos moliendo pigmentos para hacer pintura, otros haciendo aceite con frutos y semillas, etc.. Algunos de ellos incluso están abiertos al público, donde podrás ver cómo todos los engranajes se mueven en perfecta armonía impulsados por el poderoso viento.

Además de los encantadores molinos, no te pierdas las tiendas artesanales que hacen zuecos de madera, saborea los licores de la destilería, y visita la fábrica de queso (¡y deléitate en su tienda!). ¡Ah! por cierto, la primera tienda de la famosa cadena de supermercados holandesa Albert Heijn está aquí.

Si el buen tiempo acompaña, no dejes escapar la oportunidad de hacer un paseo en barco a lo largo del río Zaan (durante unos 45 minutos) o incluso alquilar un barquito eléctrico para navegar por tu cuenta. Es una zona de aguas calmadas y  normalmente con poca cantidad de embarcaciones.

*La mayoría de las exhibiciones en Zaanse Schans abren cada día en verano y solo los fines de semana en invierno. Confirma horarios en la web antes de ir.

Pues ahora ya lo sabes, visita Zaanse Schans en un día soleado pero ventoso, y podrás ver este idílico pueblecito con sus molinos ¡en acción! Comenta si tienes alguna otra duda sobre Zaanse Schans y/o cuéntame cómo fue tu experiencia.

prev

Leave a Comment

Name*
Email*
Website

Translate »